Beneficios de la meditación

Aunque cada vez hay más gente que practica la meditación, en occidente a menudo cuando se habla de ella, se piensa en monjes o en un estado alcanzable sólo para iluminados. Nada más alejado de la realidad, meditar no es otra cosa que un ejercicio intelectual.

No es necesario hacer una vida de asceta o largos periodos de aislamiento para obtener sus beneficios. En personas que la practican de 20 a 30 minutos diarios se han visto cambios importantes en su salud física y mental.biorresonancia-tenerife-quantum-scio-tu-espacio-vital-salud-bienestar-terapias-alternativas-bio-naturales

La respiración consciente es uno de los primeros pasos para comenzar a meditar, ya que su práctica permitirá poner atención al interior de uno mismo e ir acallando el parloteo constante de la mente.

La práctica de la meditación estimula la autocuración, refuerza las zonas del cerebro asignadas a la felicidad y la alegría, aumenta la creatividad y estimula el sistema inmunológico entre otras muchas ventajas. Detallamos algunas a continuación:

A nivel físico

  • Disminuye la presión sanguínea
  • Disminuye los niveles de lactato en sangre, reduciendo los ataques de ansiedad.
  • Disminuye los dolores relacionados a la tensión tales como: dolores de cabeza por tensión, úlceras, insomnio, problemas musculares y de articulaciones
  • Aumenta la producción de serotonina que mejora el humor y el comportamiento
  • Mejora el sistema inmunológico

A nivel mental

  • Disminuye la ansiedad
  • Mejora la estabilidad emocional
  • Aumenta la creatividad
  • Aumenta la felicidad
  • Se desarrolla la intuición
  • Se logra claridad mental
  • Se logra paz mental

La importancia de mantenernos alcalinos

Para que nuestro cuerpo funcione de manera correcta hemos de mantener un pH ligeramente alcalino, entre 7 y 7,45. Un pH por debajo de 7 nos indica que nuestro organismo está acido y un valor por encima de 7,45 es indicador de que está alcalino.

Un estilo de vida alcalino potenciará nuestra salud, aportándonos energía y vitalidad y ayudaremos a prevenir posibles enfermedades gracias al fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico.

A nivel psíquico algunos síntomas del exceso de acidez son: tristeza, hiper-emotividad, tendencia a la depresión, nerviosismo e irritabilidad, y a nivel físico entre otros: dolores de cabeza, conjuntivitis, palidez, encías inflamadas, infecciones repetitivas de las mucosas,  acidez estomacal, gastritis, predisposición a las inflamaciones intestinales, cálculos renales, resfriados frecuentes, bronquitis, sinusitis, anginas, tendencia a las alergias,  desmineralización de los huesos,  reumatismo, artrosis, artritis, ciáticas y hernia discal, mala circulación, extrema sensibilidad al frío, tendencia a la anemia, a las hemorragias e insomnio.

Todo  alimento que ingerimos reacciona en nuestro organismo de forma alcalina o ácida. Podemos decir a grandes rasgos que el agua, las frutas y las verduras son alimentos que alcalinizan nuestra sangre. La fruta tiene un pH bajo (o sea que resulta ácida), pero debemos evitar una confusión generalizada: no es lo mismo la reacción química de un alimento fuera que dentro del organismo. Cuando el alimento se metaboliza, puede generar una reacción totalmente distinta a su característica original, es el caso del limón o de la miel, ambos tienen pH ácido, pero una vez dentro del organismo provocan una reacción alcalina.biorresonancia-tenerife-quantum-scio-alcalinidad-biocenter-bienestar-salud

Por el contrario los lácteos, quesos, carnes, cereales refinados, azúcar blanco y café acidifican nuestra sangre. El 80% de alimentos que ingerimos deberían ser alcalinizantes y el 20% restante ligeramente acidificantes pero saludables. Nuestra dieta debe incluir gran variedad de hortalizas y verduras de hoja verde crudas, ya que son ricas en clorofila. Por lo general resultan acidificantes aquellos alimentos que poseen un alto contenido de azufre, fósforo y cloro; en cambio son alcalinizantes aquellos que contienen buena dosis de: calcio, magnesio, sodio y potasio.

En general los cereales generan desechos ácidos, más en el trigo y maíz y menos en cebada y quinoa. Las legumbres y semillas son ligeramente acidificantes por su contenido proteico, pero con variedades. Las bebidas suelen ir acompañadas de aditivos y acidulantes por lo tanto desaconsejables y los ácidos presentes en carnes, embutidos y lácteos contribuyen también a la acidificación. La no correcta eliminación de ácidos como el úrico dan origen a dolencias como la artritis, artrosis, reumatismo, etc. Una dieta vegetariana que excluya la carne no necesariamente es ideal si se consumen en exceso, huevos, quesos, legumbres, cereales refinados, café, té, chocolate, gaseosas y azúcar blanco.

El cuerpo utiliza sus propios minerales, como el sodio, potasio, calcio y magnesio, para mantener en equilibrio su diseño alcalino. La sangre cumple dos funciones vitales: llevar a todas las células los materiales nutritivos que necesitan y retirar de ellas los residuos tóxicos y ácidos que se producen como resultado de la transformación de dichos nutrientes, y la acidez generada por ello (metabolismo) y el estilo de vida acidificante, consumen nuestras reservas alcalinas, que nuestro organismo debe reponer. Por ejemplo el calcio es uno de los minerales más importantes a la hora de esta neutralización.  Si la alimentación es más rica en alimentos ácidos, nuestro organismo buscará equilibrar el pH obteniendo de de los huesos y de los dientes la parte alcalina que necesita y así mantener un pH neutro.

Además de la alimentación hay otros factores que influyen en este equilibrio de nuestro pH. Ser una persona sedentaria, fumadora, con tendencia a no relajarse y tener pensamientos negativos podríamos decir que son actitudes acidificantes. Por el contrario ser una persona activa, no fumadora, que descanse sus horas y vea las cosas de manera positiva digamos que contribuirá a la alcalinización de su organismo.

La hidratación de nuestro organismo es también fundamental. Somos agua en un 70% y el agua que perdemos diariamente y de forma continuada es necesaria reponerla para mantenernos hidratados. Una ligera deshidratación ralentiza el metabolismo un 3% y una pérdida de agua de un 3% disminuye la fuerza y la resistencia muscular un 10%, así como el rendimiento físico y mental. Es necesario, pues, beber agua para hidratar nuestras células y eliminar tóxicos y ácidos.

Por último la detoxificación es imprescindible para lograr ese equilibrio  de nuestro pH. Tanto el propio metabolismo como el estilo de vida (incluida la dieta) generan acumulación de ácidos tóxicos en el organismo. Para mantener el diseño alcalino del cuerpo es fundamental su eliminación a través de:  la orina, las heces, el sudor y la respiración. La acumulación de tóxicos es el paso previo al desequilibrio de la salud.

Biorresonancia (Quantum Scio)

En Biocenter utilizamos la biorresonancia porque consideramos que es una de las bases fundamentales para la medicina del siglo XXI.  El equipo con el que trabajamos es “Quantum Scio”, que es un moderno sistema terapéutico basado en los conceptos profundos de la más avanzada medicina natural y biológica (biocibernética). Es un sistema de Biofeedback y biorresonancia que estimula el poder regenerativo del propio organismo. No tiene contraindicaciones ni efectos secundarios aunque se deben tener en cuenta unas mínimas precauciones.

La biorresonancia es un método “alternativo” de diagnóstico y tratamiento de enfermedades que aborda el concepto de enfermedad desde un punto de vista holístico. Cada enfermedad está asociada a un desequilibrio biofísico-energético, y el tratamiento con Quantum Scio consiste en restablecer este equilibrio.

Todo en la materia viva produce corrientes eléctricas y emite ondas electromagnéticas propias. El equipo en “modo diagnóstico” registra esas ondas y corrientes diagnosticando desde una alergia hasta un desarreglo hormonal, y en “modo tratamiento” las señales eléctricas son “normalizadas” y devueltas al organismo, que así se ve reforzado para curar su mal. A cada enfermedad le corresponde un desequilibrio biofísico-energético,  y el tratamiento consiste en volver al equilibrio energético del organismo.biorresonancia-tenerife-quantum-scio-centro-homeopatia-biocenter

La ventaja de trabajar con Quantum Scio, es que además de ofrecer el tratamiento cuántico en consulta, a la hora de recomendar al paciente alguna homeopatía o suplementación que sirva de apoyo al tratamiento recibido para una curación más rápida, el equipo nos permite testar dicha homeopatía, oligoelementos, o suplementación que sea más favorable al consultante para esa pronta recuperación.

En el campo de las enfermedades crónico-degenerativas se combina este método con otros de la medicina biológica, dieta depurativa, limpieza de órganos, según la edad, el iris, el grupo sanguíneo…

La eficacia del Sistema se debe al talento matemático y conocimientos médicos, tanto alopáticos como alternativos, del Profesor Bill Nelson, quien desde el año 1969 ha dedicado su vida a la investigación en los campos de la medicina alternativa, la física cuántica, la biología y la psicología del ser humano.

Al paciente que va a ser tratado con el SCIO se le conecta al box (interface del Sistema)
mediante cinco electrodos: uno en cada extremidad y una banda circular alrededor de la cabeza.

El Sistema mide los valores de resistencia, amperaje, voltaje, capacidad, inductancia,
oxigenación y pH del paciente tras el cual, el sistema realiza un test de reactividad del consultante acerca de 9.000 sustancias, entre las que encontramos homeopáticos, bacterias, hongos, virus, nosodes, flores de Bach, agentes contaminantes, vitaminas, allersodes, parásitos, venenos, enzimas, fenoles, minerales, aminoácidos, hormonas y muchas otras. Los resultados de la reacción del organismo del consultante a cada sustancia se despliegan en una matriz. A partir de entonces, se puede iniciar una exploración más detallada de las causas de la enfermedad.

Quantum Scio es una herramienta excelente para el testaje y terapia. Este Sistema combina diferentes disciplinas terapéuticas tales como la electropuntura, terapias RIFE, biorresonancia, musicoterapia, cromoterapia, terapias espinales y biofeedback, entre otras.

Es la tecnología más avanzada de este siglo y ha sido diseñado para restaurar la vitalidad del
organismo a través de terapias naturales preventivas. Es un poderoso programa informático
que detecta anomalías energéticas y automáticamente provee al organismo de la información
necesaria que le ayudará a curarse a sí mismo.