Pensamientos positivos para reprogramar la mente

Nuestros pensamientos determinan nuestro estado de salud, somos los únicos responsables del destino de nuestras vidas en todos sus aspectos. Es muy importante que nos atrevamos a expresar nuestros sentimientos. Debemos sacar de nuestro interior todo aquello que nos estorbe, pero hemos de hacerlo con amor. De nada sirve exigir a otros que nos hagan felices, ni tampoco culparlos,  ya que los únicos responsables de nuestra felicidad somos nosotros.

Darle la espalda a nuestros sueños, ignorar nuestros proyectos, y no escuchar nuestras emociones, es alejarnos de nosotros mismos. Muchas veces perseguimos y respaldamos el sueño de otros cuando los nuestros están ahí y los ignoramos. Cuanto más le damos la espalda a nuestro poder interior, a nuestra parte pura y divina, más nos cuesta luego reconectar con él; dudando siempre de nuestras capacidades.

Si te encuentras en este momento sin poder, es sólo que estás empezando a caminar sin ayuda, nadie te abandonó. Estás experimentando el acto más grande y puro de amor. Hoy sueltan tu mano porque saben que creciste. Es hora de que confíes en tu guía interior.

Muchas personas están sumidas en vidas ajenas, siempre buscando ser reconocidas, siempre halagando o envidiando los proyectos de otros, pensando que nunca serán capaces de hacer algo por ellas mismas.

Si eres de las que no tiene pareja, te encuentras sin empleo o pasando por alguna  crisis, amarte y respetarte en todo momento, permitirán que la profesión perfecta y la pareja más adecuada lleguen a ti. Cuando uno no se da la espalda, cuando uno se ama, entonces es  guiado hacia las situaciones y relaciones más adecuadas para su felicidad.

Podemos reprogramar nuestra mente con nuevos pensamientos de valía y merecimiento, con frases que nos ayuden a dejar atrás el pasado, a vivir un presente feliz y a proyectar nuestros sueños en un futuro. Frases que animen a nuestro crecimiento personal y eleven nuestra autestima:

-Me merezco lo mejor y ahora lo acepto

-Me amo y me acepto tal y como soy… y tantas otras frases que nos supongan un paso a la fecilidad.

Quiérete mucho y atrévete a vivir y a disfrutar de la vida.